SANTIAGO GIRALDO –THIS IS SILICON VALLEY–, Y SU CONTRAPRODUCENTE DIVULGACIÓN “LIBERTARIA”

Después de ver el último video de Santiago Giraldo; quedé supremamente preocupado, y no precisamente por su postura radical que he aprendido a sortear –pero que no comparto–, sino porque en esta ocasión propone un escenario que hace un flaco favor al liberalismo colombiano y creo que merece la pena profundizar en el tema.

Yo no sé si les pasa a ustedes, pero a mí constantemente me toca precisarle a amigos o conocidos que lo que yo creo correcto –a nivel filosófico, político y económico– no se encuentra representado en ningún partido o movimiento político de este país. En medio de la batalla que se perpetúa en manos del petrismo y el uribismo, parece casi menester del debate que es de obligatorio cumplimiento pertenecer a uno de esos dos bandos. Y no es así, por favor cuídense de eso. Desde nuestra orilla rezagada, minúscula y residual podemos también opinar y manifestarnos no sólo contra los caudillos, sino también de los planes que estos tienen para el país. No se dejen encasillar y tampoco se posicionen en esos dos bandos, de hacerlo incurrirían en una incoherencia que después les pasará factura.

¿QUIÉN ES SANTIAGO GIRALDO? 

Santiago Giraldo, mejor conocido como This Is Silicon Valley, es un “influencer” divulgador del “liberalismo” que decidió entrar al fango, pero de la peor forma. Yo no tengo problema con que la gente cambie de parecer con el pasar del tiempo, es más, considero que de eso se trata la vida y que en ultimas lo que buscamos en la batalla cultural es buscar que la gente cambie de visión o su manera de ver el mundo. Pero ojo, no podemos en medio de nuestras pretensiones hacer invitaciones que desde su génesis van en contravía de lo que supuestamente defendemos. Quizás siguen sin comprender que pasa, pero ya con lo dicho antes espero haber dado un breve contexto de todo.

¿QUÉ FUE LO QUE DIJO?

Santiago decidió subir a su canal un video que bautizó: Uribistas y Libertarios *UNÍOS*. Ya desde el título podemos inferir que pretende. Sin embargo, el contenido del video no es inferior a lo que su título ya vaticina. Brevemente puedo resumir el video en una invitación –descabellada– para que los jóvenes liberales se unan con los uribistas para pelear con Petro y la izquierda, y dicha invitación se sustenta en cinco puntos que voy a entrar a cuestionar uno a uno.

Parafraseo a Santiago entonces:

1.    “(…) Tanto el uribista como el libertario comparten un enemigo ideológico en común: la izquierda (…)”

No es cierto. Desde el liberalismo nuestra batalla no es contra la izquierda exclusivamente. También tenemos fuertes discrepancias con la mal llamada derecha, y esto de una u otra forma nos hace ser enemigos de los dos bandos. Y sí, puede que con la izquierda seamos más beligerantes, pero eso no significa per se que tenemos un solo objetivo a derrotar. Nosotros los libertarios estamos en contra del establecimiento, contra lo políticos y contra los atropellos de la administración –que insisto importa poco si es de izquierda o de la mal llamada derecha– a las libertades del individuo.

¿Qué pinta Uribe y Petro en nuestra lucha? ¡Nada! Ellos sólo representan a unas sectas, y nuestra batalla no debe ser encaminada a luchar contra sectas y dogmas. Más bien, debemos promover el combate ideológico en campos de batalla económicos, políticos y filosóficos. En los escenarios irracionales siempre vamos a perder, y ellos, los sectarios ganan ahí porque es su zona de confort.

2.    “(…) Los libertarios han combatido a la educación pública que se ha visto secuestrada principalmente por la izquierda (marxista-leninista) (…)”

Esto es correcto e indiscutible. Sin embargo, un gobierno uribista no es prenda de garantía que nos lleve a concluir que la educación pública desaparecerá o reducirá el desangre de los recursos que nos quitan con impuestos. Según el artículo sobre el gasto público en educación, de Andrés Vergara, economista de la Universidad del Rosario, durante las administraciones de Santos y Uribe: “el flujo de recursos para la educación ha aumentado considerablemente”. De acuerdo a Vergara, ha habido un esfuerzo a nivel nacional y regional.

No olvidemos que el presidente Duque es de línea uribista, línea que nos arroja los siguientes datos en referencia a recursos para la educación: I) El año 2020 tiene para la educación pública de Colombia el presupuesto más alto de su historia, pues llegará a $44.1 billones. II) A finales de 2018 el Gobierno Nacional asignó más de $4.5 billones adicionales a la educación superior pública para este cuatrienio, de los cuales ya fueron entregados más de $1.26 billones en 2019 para funcionamiento, inversión, pasivos, infraestructura y el fortalecimiento de las capacidades científicas. Esto a mí no me parece sinónimo de privatización de la educación, no sé a ustedes.

Fundamentar una alianza con el uribismo basada en la erradicación o disminución de la educación pública, es absurdo y contradictorio, y lo es simplemente porque los datos evidencian que el presupuesto siempre aumenta y siempre se termina cediendo más y más a las pretensiones de sindicatos claramente ideologizados. No es posible evitar que se adoctrine al joven; cuando cada vez se le dan más y más recursos a las instituciones públicas, y a sindicatos para que procedan como mejor saben.

3.    “(…) El libertario promueve el legítimo derecho a defenderse, por eso ve con buenos ojos la lucha de los campesinos y terratenientes que decidieron armarse para defender la propiedad de las guerrillas comunistas (…)”

Esto también es cierto, aunque el contexto que el propone en el video es muy escueto. Inicialmente sugiere que la defensa de la propiedad privada, de la familia y de la misma persona es un derecho que debería ser promovido, y si, es así tal cual. Pero lo que sucede es que la organización de campesinos y terratenientes que se armaron para la defensa de la propiedad; terminaron haciendo de todo menos defender la propiedad. Desde acá veo necesario hacer un llamado a la cordura y al respeto por la historia. No podemos romantizar el sin fin de delitos que se cometieron a causa de eso, de “una defensa a la propiedad privada”.

Hay otras formas y otras maneras de poner sobre la mesa la discusión referente al derecho a la defensa legitima de los bienes y la familia. Pero nunca, nunca debe hacerse tomando como base a los simples campesinos y terratenientes que yo llamaré como se hicieron conocer, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Y ojo, no estoy diciendo que todos los uribistas ven con buenos ojos al paramilitarismo, digo que Santiago en su video no desarrolló de la mejor manera el tema de los campesinos y los terratenientes armados.

4.    “(…) El libertario busca reducir el cobro excesivo de impuestos por parte del Estado (…)

Acá debo concederle la razón, pero debo aclarar que no encuentro un nexo entre apoyar al uribismo y la reducción de impuestos. ¿Olvida Santiago que Uribe, el caudillo de la secta que hoy pide apoyar insistentemente, en repetidas ocasiones de su mandato pidió al Congreso la prolongación del impuesto al patrimonio? ¿Olvida que en ese mismo gobierno se materializaron varios subsidios que se pagan con eso que pretendemos combatir, o sea con impuestos?

Acá no hay mucho más que decir. Creo que es evidente que Santiago no tiene claro el tema de como el uribismo al igual que el petrismo abogan por un Estado grande, Estado que se financia con los impuestos que él dice combatir.

5.    (…) El uribismo es casi que inexistente en los jóvenes, pero el movimiento libertario se ha caracterizado por estar compuesto de jóvenes. Por eso, sólo por eso debemos unirnos (…)

No podemos bajo ninguna forma entrar a resolver las fallas del uribismo en cuanto a su metodología de ganar adeptos. Los liberales tenemos que preocuparnos por crecer, por cada día hacer más y más ruido, por divulgar nuestras ideas y por desmarcarnos de sectores en los que se nos pretende meter por activa o por pasiva. Nuestra misión es prepararnos para la batalla de las ideas, no reforzar la militancia de un movimiento político que dista de representar nuestra esencia.

¡No somos uribistas! ¡No somos petristas! ¡Somos liberales y trascendemos de esta batalla irracional!

Imagen por defecto
SergioTorres

Padre, Hijo, esposo, hermano y amigo. Estudiante de derecho (9 semestre), orientador laboral, columnista en medios de comunicación alternativos y fiel defensor de las ideas que considero correctas.

Artículos: 15

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín