PARCE, LOS CMJ COMO UNA VENTANA DE LA DEMOCRACIA

¿Parce, ¿vos sabes qué es esa vuelta de los Consejos Municipales de Juventud?” Con esta pregunta iniciaré la presente columna, la cual, tiene como único objeto dar a conocer, incentivar y formar una reflexión acerca de la oportunidad que se brinda hoy a los jóvenes con el hecho de poder elegir a sus representantes.

Hoy, los tan de moda Consejos Municipales de Juventud son una forma de democracia representativa donde los jóvenes de 14 a 28 años de edad podrán ejercer, algunos por primera vez, el pleno ejercicio de ser participes activos de una elección y depositar su voto por su lista de preferencia. Pero, ¿qué harán los Consejos Municipales de Juventud?

Los Consejos Municipales de Juventud o CMJ serán una corporación encargada de: 1) el control y la veeduría de los procesos o proyectos del gobierno nacional, departamental y municipal que estén encaminados a responder a las necesidades de la juventud y/o actuar en pro de solucionar problemáticas, y del mismo modo, dinamizar la comunicación directa con dichas entidades y por ende con la juventud; 2) democratizar los espacios de participación para que estos sean únicamente de los jóvenes y para los jóvenes; y 3) concertar la inclusión de las agendas de las juventudes con las respectivas autoridades políticas y administrativas.

LIMPIAR LA CARA DE LA POLÍTICA

Desde ya tiempo atrás y con el pasar del mismo, la política cada vez se ha ido tiñendo de corrupción, y tachándose de manipuladora y sucia a cuenta de los diferentes personajes destacables que han sido investigados, juzgados y sentenciados por haber hecho y deshecho a su antojo con el erario público de todos los colombianos: personajes deshonrosos para el arte de la política y que, por supuesto, han estado avalados por un partido político o la coalición de varios. Ese mismo pasar del tiempo ha generado a su vez una desilusión y desconfianza frente a los partidos tradiciones y los “nuevos limpios de corrupción” –porque también los nuevos partidos “con las caras nuevas” han estado envueltos en escándalos por el mal manejo de los recursos a su disposición. La evidente repulsión de la ciudadanía hacia ellos se ha reflejado en el casi imparable y creciente fenómeno de las listas independientes y los candidatos presidenciales avalados por recolección de firmas.

Esto último, sin duda, ha desdibujado el desarrollar de los partidos políticos, considerados hoy una ficha fundamental, no por su cantidad –porque es absurdo la gran cantidad de partidos políticos con los que cuenta hoy Colombia, como se diría por ahí “mucho capitán y poco marinero”– sino por la poca calidad de estos y de unos pocos dentro de ellos que en realidad sí logran reunir los verdaderos ideales de una sociedad y ayudan a dinamizar el correcto recorrer de la política.

A la elección de los CMJ se les concibe como las elecciones que demarcarán la nueva política y la nueva cara del voto popular, mismas razones por las que se les ha criticado al tener listas pertenecientes a políticos tradicionales y/o avaladas por partidos políticos envueltos en escándalos de corrupción. A mi criterio, ya estará en cada joven la calidad que pueda brindar para la renovación de la política y en la cara que aporte a su partido desde este ejercicio.

Cabe resaltar que no todos los miembros de un partido político han desarrollado mal su gestión pública y bajo escándalos; aún hoy, existen algunas excepciones a quienes han tenido administraciones impecables.

LA OPORTUNIDAD

Luego de lo vivido por Colombia a lo largo de este agitado y caótico 2021 por cuenta de la continuación de la pandemia y la crisis social que se desarrolló por varias semanas en todo el territorio nacional, y donde los jóvenes, si bien fueron los principales convocadores y partícipes de todas las marchas, su desorganización y la falta de un liderazgo claro y unificado impidió que se lograra concretar un adecuado diálogo con el Gobierno Nacional, es justamente ahora, con la oportunidad que nos ofrece la democracia a los jóvenes por medio de los Consejos Municipales de Juventud, tener la herramienta que nos permitirá organizarnos y, además, no volver a caer en casos de carencia de líderes reconocidos y con legitimación ante el Estado para el trato adecuado de las problemáticas sociales, políticas, económicas y culturales de forma pacífica.

Cabe resaltar mi preocupación en el sentido de que el Gobierno nos está entregando una oportunidad y será el deber como buen ciudadano de cada joven corresponder con el voto demostrando el interés que requiere la política. Es deber de todos los candidatos apasionar a los colombianos entre los 14 y 28 años de edad para que se deje el quejar destructivo de todo únicamente por las redes sociales, y que en realidad sentemos nuestro precedente en las urnas e iniciemos a construir con acciones desde ahí.

Mi llamado es a corresponder con la masiva participación de todos con el voto, puesto que de no ser así, de no corresponder, se podría llegar a que se nos quite este espacio ¡no hay que olvidar que la democracia cuesta y mucho! El Gobierno Nacional invirtió una suma considerable de dinero en todo lo que representa el desarrollo de las elecciones del próximo 5 de diciembre.

¡Como jóvenes mostremos un cambio real! Que en verdad los CMJ sean un motor dispuesto a ayudar a la sociedad en lo que evidentemente hace falta, sin permitir que los electos lleguen a usar esta corporación para intereses propios o que, peor aún, el Gobierno Nacional nos utilice a los jóvenes para ubicarnos en reuniones como un formalismo ante los medios y que terminemos sin voz ni voto.

¡Aquí esta la oportunidad!, aquí está la primera de muchas oportunidades, y lo digo así porque todo lo narrado anteriormente tiene un único propósito de lucha en esta población, algo que he resumido en una sola oración: “Todo para que los jóvenes lleven la vida y no que esta los lleve a ellos; nosotros, el Movimiento Independiente Trasformemos ¡estamos presentes!

Juan David Solarte
Juan David Solarte

Consejero Municipal de Juventudes. Estudiante de Derecho de la Universidad Libre (Seccional Cali, Colombia) y miembro del Semillero de Investigación de Conflicto, Derechos Humanos y Cultura de Paz. Estudioso de la historia.

Artículos: 33

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín