LOS NUEVOS DUEÑOS DE LA VERDAD

Está haciendo carrera en Colombia una tendencia según la cual todo aquello que no sea avalado por una corriente de opinión de la que forman parte periodistas, analistas, columnistas, influencers, políticos, congresistas, youtubers y tuiteros es mentira o es manipulado para favorecer “oscuros” intereses. Intereses contrarios a los suyos, por supuesto.

VIDEO ADICIONAL:

Sobre esto, profundicé en uno de los últimos videos que colgué en mi Canal de YouTube.

Si usted no está de acuerdo con ese grupo de “nuevos dueños de la verdad” todo aquello que haga o diga, por cierto, franco, real o transparente que sea, queda automáticamente bajo sospecha.

¡Todo! Hechos, noticias, encuestas, decisiones administrativas y/o providencias judiciales ajustadas a nuestra constitución y la ley que no sean de buen recibo de esos “nuevos dueños de la verdad” será descalificado por un reporte, columna, trino, Facebook o Instagram live, comentario o “investigación” de uno de sus integrantes, y reproducido, apoyado, avalado y dado por cierto por los demás miembros de esa cofradía.

No importa si se llevan por delante la credibilidad de medios de comunicación o periodistas, o la reputación de instituciones públicas o privadas. No respetan el sagrado derecho a la presunción de inocencia de todas las personas. Actúan como jueces y fiscales. Se creen dios.

De lo que se trata, de acuerdo con el sentir y actuar de los “nuevos dueños de la verdad” es de debilitar al contrario obedeciendo a odios personales, obsesiones malsanas, venganzas o intereses políticos. Hoy todo vale en ese mundo de quienes hasta hace poco pregonaban a los cuatro vientos que no todo valía para llegar al poder o permanecer en él. Cualquier poder, incluso el “cuarto poder”.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

LA MALDICIÓN DEL CUARTO PODER, por Cristian David Gil Toro para El Bastión.

No entienden –o tal vez sí–, pero esa es precisamente la intención que, cuando desprestigian de manera visceral y obsesiva todo aquello que odian, con o sin razón, ¡todos pierden! Incluidos ellos, porque la gente no es tonta y más temprano que tarde se da cuenta que nada es totalmente malo o totalmente bueno. Que no todo es mentira, ni todo es verdad. Que el mundo no es blanco ni negro, sino que está lleno de grises.

Lo curioso es que para los “nuevos dueños de la verdad” todo lo que ellos digan, hagan, decidan, opinen, fallen, comenten o trinen debe ser tomado como verdades irrefutables, así se trate de auténticas estupideces, medias verdades o flagrantes mentiras, u opiniones tendenciosas e informaciones parcializadas. Quien se atreva a rebatirlas deberá atenerse a las consecuencias.

Imagen por defecto
Ricardo Galan
Artículos: 10

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín