Un paralelo entre la vida Fitness y el Capitalismo.

La belleza de un cuerpo escultural y bien formado se ha admirado desde la antigua Grecia, las esculturas que se pueden ver en diferentes museos que datan del siglo VIII y VII antes de Cristo, fueron hechas después de cubrir con yeso el cuerpo de un hombre que se prestaba para dicho proceso, de ahí proviene la famosa frase “Un cuerpo escultural”. Un cuerpo bien formado era un pleno significado de que esa persona era un buen ser humano y además estaba dotado de inteligencia. Para ese entonces ya existían los gimnasios, en donde las personas asistían para lograr obtener un cuerpo simétrico y bien proporcionado a fin de aumentar su popularidad y su respeto en la sociedad griega.

Este respeto también se ganaba a través de varios eventos; además de las pasarelas que se hacían en diferentes ciudades para admirar el cuerpo de la personas, existían también los juegos olímpicos, en donde al igual de los que hacen hoy en día, se premiaba a aquella persona que tuviera más habilidad para ganarle a sus contrincantes; pero esto no solamente estaba basado en la fuerza bruta o habilidad física, también implica un esfuerzo mental, puesto que se requería de inteligencia, estrategia y precisión para ganarle al adversario.          

En el siglo XX hubo la expansión de una moda entre hombres y mujeres que era la del Fisicoculturismo. Un deporte en el que, al igual que los antiguos griegos, se busca la proporción, la simetría y la definición muscular en todo el cuerpo y competir entre varios por llevarse el premio de quien tenía mejor estado fisico. Dicho deporte ganó popularidad en Estados Unidos, donde la individualidad y el proyecto de vida de cada persona son respetados, lo que impulso a varios competidores de diferentes partes del mundo a emigrar a dicha nación a fin de poder dedicarse a este deporte y estilo de vida saludable. Hombres como el austriaco Arnold Schwarzenneger, el cubano Sergio Oliva, y el estadounidense Mike Mentzer, entre otros, fueron iconos de este deporte y no solamente por sus cuerpos esculturales, sino por la cosmovisión que tenían acerca de la vida. Cada uno provenía de diferentes países, pero todos con una misma mentalidad la cual consistía en el esfuerzo y dedicación individual por alcanzar el mejor cuerpo a fin de ganar los diferentes certámenes y así hacerse un nombre dentro de los mejores fisicoculturistas.                Este fue el inicio de un estilo de vida llamado Fitness, donde el tener un cuerpo con bajo porcentaje de grasa corporal, ejercitado y cultivado mentalmente, se empezó a ver agradable en la sociedad y dichas personas tendían a ser más aceptadas dentro los diferentes grupos sociales.

En la vida Fitness, eres tu quien con tu esfuerzo y dedicación alcanzas un ideal de cuerpo escultural, proporcionado y de admirar por el resto de la sociedad. Es ese cuerpo que produce una sensación de felicidad y satisfacción alcanzada después de un largo proceso en el que se incluye un estilo de alimentación saludable, horas y horas de ejercicio con extenuantes rutinas, y esfuerzos fisicos para lograr esculpir cada parte del cuerpo de una forma particularmente bella. Pero este esfuerzo debe ser visto de una manera individual, nadie puede hacer ese esfuerzo por otra persona. El levantar peso, el comer sano, el suplementarse bien, el tener una fuerza de voluntad para tener una línea de ejercicio y dieta estricto es deber de cada deportista. Es aquí donde se encuentra el paralelo con el capitalismo.

Muchos tienen la idea errónea de que el capitalismo implica un consumo desproporcionado y un nivel alto de endeudamiento para demostrar una posición social, pero nada de esto se aleja más de la realidad. El Capitalismo es un estilo de vida donde el ahorro y el esfuerzo se ven recompensados con una mejor calidad de vida, bien sea a través de la venta de la mano de obra con la que uno nace, o ya sea a través de satisfacer la necesidad de otro ser humano al comerciar un producto que uno mismo genera o distribuye. El ejercicio positivo de la venta de estos productos o servicios dan como resultado una utilidad o ganancia, y es este dinero que obtengo por este proceso el que yo voy a ahorrar para conseguir un bien mayor a futuro, bien sea el carro de los sueños o la casa de los sueños o un viaje fenomenal. Estos logros que se plantea la persona se logran en el Capitalismo gracias al ahorro, al vivir por debajo de sus ingresos y del comerciar. Si no existiera el libre comercio, ya sea comerciar con mi mano de obra o algún producto o servicio, no habría lugar al ahorro y a un bien futuro.

El ahorro es algo que yo debo hacer de manera individual, sometiéndome a un estricto control de los gastos que hago a diario. Al igual que un fisicoculturista o una persona fitness que tiene un cuerpo envidiable y que lo consiguen gracias al esfuerzo y dedicación individual y diaria, así mismo a través del comerciar de forma capitalista, y aplicando los mismos principios que una persona fitness practica en su día a día, es que yo veré el resultado del ahorro y el mejoramiento de mi calidad de vida.

Carlos Jaimes
Carlos Jaimes

Administrador de empresas, con especialización en finanzas. 8 años de experiencia en el sector financiero, y en fondos e inversiones.

Artículos: 10

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín