OPORTUNISMO DE LENIN Y LA URSS vs. OPORTUNISMO EN COLOMBIA

La mayor muestra de oportunismo que se ha dado en la historia fue el acenso al poder de las URSS en cabeza de Vladimir Lenin, luego de la Revolución Bolchevique de 1917.

El escritor Jorge Vallejo, en su obra: Democracia y partidos políticos, hace referencia al oportunismo de Lenin en medio de la Rusia confundida de ese entonces para tomar el poder. Vale la pena recordar este episodio. A inicios de 1903 en la Rusia gobernada por el emperador Nicolás II, ya habían surgido pequeños grupos anarquistas basados en el terrorismo, quienes buscaban derrocar la monarquía de más de 300 años que ostentaban los Románov –la familia real Rusa–.

El pueblo ruso iniciaba a demostrar su descontento hacia el mal gobierno de los Románov; había huelgas prolongadas en la mayoría de las fábricas, marchas periódicas de los trabajadores y desconocimiento de la autoridad de la monarquía en algunos pequeños pueblos rusos. Esto generó grandes movilizaciones de las masas que acompañaban a Lenin en sus discursos en las calles. Multitudes que desconocían y no compartían las ideas del socialismo y mucho menos el pensamiento de Karl Marx, es decir, las peticiones de los trabajadores de mejores salarios, menos horas de trabajo y la posesión de tierras para campesinos que no la poseían, fue aprovechada por Vladimir Lenin, quien luego de una serie de gobiernos momentáneos y blandos posteriores a la Revolución Bolcheviquetomó el poder aprovechándose de las necesidades de las masas anteriormente nombradas y así cultivar su ideología en este.

CONCEPTO

El oportunismo según la RAE se define como: “Actitud que consiste en aprovechar al máximo las circunstancias para obtener el mayor beneficio posible, sin tener en cuenta principios ni convicciones. Se usa sobre todo en el ámbito político y tiene connotaciones negativas (…)”.

La Real Academia Española hace una clara alusión a que cualquier persona que emplee el oportunismo; estará irrespetando sus principios y sus convicciones.

NADA MÁS ALEJADO DE LA REALIDAD

Para nadie es un secreto –lo hemos vivido en la historia reciente del país– que diferentes “líderes” políticos u otros que han ejercido la política, han hecho campaña y han obtenido votos aprovechándose de las tragedias que el país ha sufrido, desde masacres a civiles hasta “marchas por la paz”. No es digno de un supuesto líder político hacer campaña valiéndose del dolor ajeno.

DESPUÉS DEL OPORTUNISMO

El segundo factor que presenta el oportunismo es el que sucede luego de aprovecharse de la situación. El oportunismo al ser una acción de reacción inmediata ante un contexto específico, impide la reflexión, el discernir, el pensar y el prepararse para lo que sucederá después de. Esto se debe al poco tiempo que brinda el oportunismo para analizar la situación, que se traducirá no en una respuesta, sino en una mera reacción de instinto.

Esta reacción de instinto por aprovechar una situación de manera descarada que diera como resultado la toma poder, puede resultar en una tragedia por su falta de preparación y desconocimiento de lo que puede causar.

Juan David Solarte

PARA REFLEXIONAR

Si el pueblo colombiano no reacciona y se duerme en las dulces palabras de estos oportunistas políticos, que en cada manifestación que se realiza en el país asumen el papel de impulsores y agarran a dos manos el micrófono en las calles haciendo política a su favor, no siendo más que una fiel copia de la estrategia empleada por Lenin hace poco más de 100 años; quien dejando a un lado sus ideales, no respetó su principal principio de protección y “el primero las masas” al pasar por encima de ellas, aprovechándose de la situación para tomar el poder, nos encontraremos ante la irremediable llegada del totalitarismo a la Casa de Nariño.

Imagen por defecto
Juan David Solarte

Estudiante de derecho en la Universidad Libre (Seccional Cali, Colombia), y miembro del Semillero de Investigación de Conflicto, Derechos Humanos y Cultura de Paz. Estudioso de la historia.

Artículos: 32

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín