UN LLAMADO A LA ACCIÓN

Después de dos meses del Paro Nacional, el panorama del país está volviéndose cada vez más claro y, lo primero que ha salido en limpio, son las nuevas reglas que regirán la forma de hacer política. Pero no hablo de leyes o normas, sino de aquellos nuevos paradigmas que regirán a la praxis política de aquí en adelante.

Uno de los más importantes y tema principal de esta columna es el rol político-público de los empresarios y sus empresas. Este nuevo paradigma que se venía gestando en el exterior gracias a “movimientos sociales” como BLM o ANTIFA, busca “cancelar” o “alabar” a empresas que se dobleguen o no ante sus pretensiones para afectarlas económicamente.

Un acto lleno de ruindad sin duda, pero que ya es una realidad en Colombia y que se evidencia primero con la reciente campaña de “cancelación” hacia el cantante –y no se les olvide, ante todo ¡Empresario!– J Balvin ¿La razón? El no “apoyo” a las protestas en el marco del Paro Nacional. Caso contrario, tenemos la de “alabanza” hacia la “cantante” Adriana Lucía, la cual pretenden popularizar por las razones contrarias.

LAS CONSECUENCIAS DE LA QUIETUD

Antes de todo, quiero aclarar que estoy consciente de lo difícil de mi petición; sé, de primera mano, lo arriesgado que es entrometerse con temas políticos desde el ámbito empresarial. Pero antes de pensar en las posibles consecuencias, me permito hablarles de los hechos que vendrán si no se hace nada.

Destrucción sin piedad

Los populistas, demagogos y tiranos tienen una misma característica: la crueldad como lenguaje. Las decisiones despiadadas son parte central de su discurso: son su herramienta principal de comunicación y la forma más común de gobierno. Citando casos conocidos, tenemos de ejemplo a VenezuelaCubaBolivia y, recientemente, a ciertos candidatos presidenciales de aquí.

Pero creer que eso es algo lejano y que es poco probable que exista afectación directa en el corto plazo es caer en un error bastante ingenuo. Sólo basta ver cuando los simpatizantes de estos tenebrosos personajes, destruyeron locales sin discriminación alguna durante las manifestaciones donde incluso, cayeron entre los afectados, empresarios simpatizantes de sus ideas como el caso del propietario de un gimnasio en Cali.

La respuesta mayoritaria fue “es un mal menor para un bien mayor”. A esto es a los que nos enfrentamos hoy: personas sin el más mínimo gramo de piedad para sus adversarios políticos, y que si tienen que quemar y destruir a una porción de los suyos es algo perfectamente aceptable porque todo vale por ese “bien mayor”. Les dejo una pregunta de reflexión, si son así ahora ¿Cómo serán cuando tengan el poder del Estado?

La narrativa de la abolición de la propiedad privada

Cualquier proyecto empresarial futuro o presente requiere una sociedad que respete –sin normatividad alguna– los derechos privados de propiedad. Esta es una base filosófica imprescindible para tener un país desarrollado, y es precisamente esta base la que pretenden socavar a punta de la narrativa victimista.

Eso ya ha comenzado, y el primer paso es atacarlos a ustedes primero: los empresarios. Deslegitimizan la función empresarial y la rebajan a una acción movida exclusivamente por la “usura” y el “egoísmo”; después, distorsionan su imagen y la homologan con la de grandes acaudalados sentados en sus mansiones con un vaso de coñac en la mano que viven pensando cómo “explotar hasta la muerte” a sus empleados. Para, al final, justificar cualquier forma de expropiación.

Un futuro distópico ¿Verdad? Pero sólo son dos de un ramillete extenso de consecuencias que están cerca de ser ineludibles, sino se empieza a contrarrestar. Por eso…

ES HORA DE REACCIONAR

Como dice mi abuela “una golondrina no hace primavera”. Y, en esta parte, me gustaría enfocarme en el valor de la unión. El éxito internacional de los colectivistas a lo largo del 2020 y 2021 ha sido por la unificación de puntos en común entre las diferentes vertientes, para hacerlos resonar fuertemente junto con sus exigencias.

Agremiarse para crear estrategias que promuevan el libre mercado, el emprendimiento y lo moral de la empresarialidad ¡Son de carácter imperativo! Veo con total tristeza cómo todavía existe una apatía y miedo a pronunciarse en público a favor de estos temas que son coyunturales en este momento.

No podemos arriesgarnos a repetir la historia de Chile, que gracias a una mal llamada “derechita cobarde” –que para mí no es más que una socialdemocracia recalcitrante–, hoy se están debatiendo temas ya zanjados como la protección de la propiedad privada a nivel constitucional. Es hora de sacudirse, unirse y empezar a realizar, aunque sea con pequeñas acciones, lo que puede significar un cambio sustancial en la mentalidad de la población, que es lo necesario en este momento.

¡NO ESTÁN SOLOS!

Somos muchos los colombianos que cargamos una zozobra por todo lo que sucede. Nos duele cada fallecido, cada local destruido y cada sueño de progreso aplastado. Por eso, muchos han alzado su vos y aportado, desde cada perspectiva, un granito de arena para construir un bloque sólido de defensa ante esta arremetida colectivista.

Sólo miren a El Bastión: un medio digital creado por cuatro ciudadanos, un empleado y tres independientes que, a la vuelta de un año, han construido una institución respetada con más de 14 columnistas nacionales y otros tantos internacionales, motivados simplemente por la lucha de la libertad. Pero que les quede claro ¡No podemos solos! Así como ustedes cuentan con nuestro apoyo para proteger esos principios, necesitamos de su determinación y respaldo para hacer acciones concretas.

¡No se confundan! Este mensaje no busca sugerir aliarse con tal o cual partido político, o aportar dinero a El Bastión, o unirse a X o Y organización. Lo que les pido es que repliquen el mensaje en defensa de la vida, la libertad y la propiedad privada, que demuestren su descontento cuando el gobierno pretenda asfixiarlos con más impuestos, que no callen ante la violencia contra otras empresas, que rechacen públicamente a los populistas que pretenden el poder a base de mentiras y, por sobre todas las cosas, que dejen el temor a un lado.

El cómo y el con quién lo deciden ustedes, pero ¡El momento es ahora!

Imagen por defecto
CarlosNM
Administrador de empresas con ocho años de experiencia en formulación y ejecución de proyectos productivos de capital privado, público y mixto
Artículos: 47

Newsletter Updates

Enter your email address below to subscribe to our newsletter