ANIVERSARIO DEL BAUTISMO DE ADAM SMITH – Economistas de nueve países sobre la importancia de Adam Smith | ADAM SMITH’S 300th BAPTISM – Economists from nine countries on the importance of Adam Smith

El 16 de junio marcó el 300 aniversario del bautismo de Adam Smith. Por eso, el historiador económico y sociólogo alemán, Rainer Zitelmann, autor del libro En Defensa del Capitalismo (próximamente en español), consultó con economistas de libre mercado de nueve (9) países sobre el legado histórico de Adam Smith.

STEFAN KOOTHS | Director de Investigación de Ciclos Comerciales y Crecimiento – Instituto de Kiel para la Economía Mundial (IfW Kiel), Kiel Alemania

“Lo que hoy llamamos pensamiento económico clásico fue revolucionario en su momento, especialmente, la idea de que un sistema competitivo puede mostrar resultados socialmente beneficiosos a partir del esfuerzo de los actores interesados. Smith no fue el primero en llegar a esta idea; ya estaba en el aire. Pero, con La riqueza de las naciones, creó una referencia que permitió que esta visión del mundo se extendiera más ampliamente. Entonces, su logro radica menos en su originalidad que en su don para la sistematización. Si Adam Smith pudiera ver cómo ha evolucionado el capitalismo en los últimos siglos, encontraría una amplia confirmación de su punto de vista central de que los mejores resultados para la sociedad se logran cuando las personas disfrutan de la libertad de hacer sus propias fortunas. No solo por razones de asignación, sino también porque esta libertad aumenta la simpatía humana. Por la misma razón, difícilmente le sorprendería el mal desempeño de los Estados de bienestar masivamente expandidos, cuyos grandes aparatos burocráticos debilitan la compasión por los ciudadanos al absolver a los individuos de asumir la responsabilidad personal por aquellos en una posición menos privilegiada”.

ALBERTO MINGARDI | Profesor Asociado, Historia del Pensamiento Político – Universidad IULM, Milán Italia

“Creo que es difícil exagerar la importancia de Smith. Es cierto que otras personas escribieron antes sobre asuntos económicos y, efectivamente, uno tiene muchas contribuciones sustanciales desde principios del siglo XVIII: comenzando con Richard Cantillon hasta los fisiócratas. Ciertamente, los ensayos de Hume también plantaron las semillas de la economía clásica, y se obtuvieron ideas brillantes sobre el comercio en autores como Montesquieu.

Pero a la economía le faltaba el tipo de tratado pesado que realmente puede verse como un texto fundacional. Smith lo suministró, escribiendo un libro que es único en ser muchas cosas diferentes a la vez, pero todo brillantemente. Es un trabajo teórico, sienta las bases de una ciencia, aunque también es un trabajo de historia y con algo de reportaje. Está escrito por un hombre cuya pasión era comprender y explicar, pero que podía persuadir; y de hecho, persuadió a muchos, abriéndoles los ojos a las virtudes del libre intercambio y los límites del sistema mercantil”.

ZHANG WEIYING | Profesor de Economía – Universidad de Pekín, Beijing China

La contribución más importante de Adam Smith al pensamiento económico: los extraños interesados en sí mismos en una sociedad a gran escala pueden cooperar, beneficiarse mutuamente y estar en armonía a través de un sistema de mercado basado en la división del trabajo. Los individuos solo pueden beneficiarse sirviendo primero a otros en el mercadoLa búsqueda de intereses propios en el mercado no es inmoral. Para Adam Smith, el mercado es un orden que evoluciona espontáneamente, no un orden diseñado. El rápido desarrollo económico de China durante las últimas cuatro décadas es una victoria de la idea de mercado de Adam Smith. China necesita a Adam Smith, no a John M. Keynes”.

EMMANUEL MARTIN | Profesor en la Universidad Aix-Marseille y la ICES Universidad Católica de Vendée, Francia

“Desde mi punto de vista, los primeros tres capítulos «evolutivos» de La riqueza de las naciones fueron cruciales. La idea de que debido a que los seres humanos intercambian entre ellos puede desarrollar la división del trabajo –lo que aumenta la productividad y, por lo tanto, los ingresos–, que a su vez depende del tamaño del mercado”.

GERHARD HABERMANN | Profesor en la Universidad de Potsdam, Potsdam Alemania

“No se debe pasar por alto lo que la Escuela de Salamanca ya había logrado teóricamente, pero en la práctica Adam Smith fue decisivo. Él, junto con otros grandes escoceses –como David Hume y Adam Ferguson–, reconoció la naturaleza y el funcionamiento de un orden espontáneo”.

Figura N.º 1. De izquierda a derecha, los catedráticos liberales Stefan Kooths (Alemania), Alberto Mingardi (Italia), Zhang Weiying (China) y Emmanuel Martin (Francia).
Figura N.º 2. De izquierda a derecha, los catedráticos liberales Jesús Huerta de Soto (España), Leszek Balcerowicz (Polonia), Gia Jandieri (Georgia) y Eamonn Butler (Reino Unido).

JESÚS HUERTA DE SOTO | Catedrático de Economía Política – Universidad Rey Juan Carlos, Madrid España

“La importancia de Adam Smith se encuentra sobredimensionada y este no puede ser considerado, en absoluto, el fundador de la economía, salvo por Richard Cantillon y los escolásticos españoles. Cada una de sus contribuciones correctas no fueron suyas, sino cooptadas de sus predecesores. Las que originó fueron erróneas: su apoyo a las leyes de navegación, sus ideas tributarias y, sobre todo, su análisis de equilibrio a largo plazo basado en el costo de producción (mano de obra). El análisis de Smith es la base del marxismo (teoría del valor del trabajo) y del intervencionismo. Con amigos como Adam Smith, los afines al libre mercado no necesitan enemigos (¡con Adam Smith es suficiente!)”.

LESZEK BALCEROWICZ | Ex Ministro de Finanzas de Polonia – Miembro fundador y Presidente del Foro para el Desarrollo Civil, Varsovia Polonia

“Es fácil señalar que algunas de las más importantes ideas de Smith se habían presentado antes de él, y que también propagó ciertas malas ideas, principalmente, la teoría del valor trabajo. Pero su investigación sobre la naturaleza y las causas de La riqueza de las naciones es una obra maestra debido a la amplitud de sus temas y la claridad de su explicación. Se ha demostrado que la idea central de Smith de que el desarrollo económico requiere libertad económica y, en consecuencia, un Gobierno limitado, es correcta, especialmente, cuando es violada. Adam Smith es además un precursor de la economía institucional que ha sido muy significativa y, hasta hace poco, muy descuidada en el mundo”.

SOOYOUN HWANG | Ex Docente de Políticas de Elección Pública y Economía Austriaca – Universidad Kyungsung, Busan Corea del Sur

“Es sustancial porque fue (casi) el primero en promover la teoría sistemática de la acción humana, tanto en asuntos económicos como morales. Para los surcoreanos, creo que la mayor contribución de Adam Smith fue otorgarle máxima importancia al libre comercio. Tradicionalmente, en Corea del Sur, desde la dinastía Joseon, ha habido un orden de preferencia y clases de ocupaciones: desde los empleados del Gobierno, pasando por la agricultura y la ingeniería y, finalmente, el comercio. La ingeniería y el comercio se consideraban las ocupaciones más bajas. Ahora, de las enseñanzas de Adam Smith, podemos aprender que para que prosperemos, se debe dar la mayor prioridad al comercio y se debe invertir el orden de las prioridades. Actualmente, en la Corea moderna, esa idea está cambiando lentamente. Si los coreanos aprenden más sobre Adam Smith, más personas se darán cuenta de esto”.

GIA JANDIERI | Miembro fundador y Vicepresidente Nueva Escuela Económica, Tiflis Georgia

“Su principal rol fue explicar y confirmar que el mundo estaba gobernado por las reglas del mercado. Estas reglas estaban muy extendidas, pero nadie las llamó reglas antes que él. Una vez revisé y encontré decenas de grandes proverbios georgianos que tienen un sentido puramente económico; supongo que fueron inventados antes de Adam Smith por personas que nunca habían oído hablar de economía”.

EAMONN BUTLER | Miembro fundador y Presidente del Instituto Adam Smith, Londres Reino Unido

Adam Smith apoyó el libre comercio por la misma razón que yo lo apoyo, pues es la mejor manera de mejorar la calidad de vida de los trabajadores pobres, o más correctamente, la mejor manera de permitir que los trabajadores pobres mejoren sus propias condiciones. Mejorar sus condiciones actuales, pensó, es un deseo humano natural, pero con demasiada frecuencia es bloqueado por impuestos y regulaciones onerosas instituidos por gente autoritaria; con demasiada frecuencia, esas reglas son propuestas deliberadamente por «empresarios acomodados» que quieren evitar cualquier competencia, e impuestas por sus amigos y compinches en el Gobierno. Elimina eso, dice Smith, y el sistema de libertad natural traerá prosperidad para todos”.

The June 16th marked the 300th anniversary of Adam Smith’s baptism. For that reason, the German economic historian and sociologist, Rainer Zitelmann, author of the book In Defense of Capitalism (Republic Book Publishers, 2023), asked free-market economists from nine (9) countries to assess the historical significance of Adam Smith.

STEFAN KOOTHS | Research Director Business Cycles and Growth – Kiel Institute for the World Economy (IfW Kiel), Kiel (Germany)

“What we today refer to as classical economic thinking was revolutionary at the time, especially, the insight that a competitive system can show socially beneficial results from the striving of self-interested actors. Smith was not the first to arrive at this idea; it was already in the air. But, with The Wealth of Nations, he created a reference that enabled this worldview to spread more widely. So, his achievement lies less in his originality but in his gift for systematization. If Adam Smith could see how capitalism has evolved over the past centuries, he would find ample confirmation of his central view that the best outcomes for society are achieved when people enjoy the freedom to make their own fortunes. Not for allocative reasons alone, but also, because this freedom enhances human sympathy. For the same reason, he would be hardly surprised by the poor performance of the massively expanded welfare States whose large bureaucratic apparatuses weaken compassion for fellow citizens by absolving individuals from taking personal responsibility for those in a less privileged position”.

ALBERTO MINGARDI | Associate Professor, History of Political Thought – IULM University, Milan (Italy)

“I think it is hard to overstate the importance of Smith. True enough, other people wrote about economic matters before and indeed you have many substantial contributions in the earlier eighteenth century: from Richard Cantillon to the Physiocrats. Certainly, Hume’s essays planted the seeds of classical economics too and you got brilliant insights on commerce in authors such as Montesquieu.

But economics was lacking the sort of ponderous treatise which can truly be seen as a foundational text. Smith supplied it, writing a book which is unique in being many different things at once, but all brilliantly. It is a theoretical work, it lays down the foundations of a science, but is also a work of history and something of a reportage. It is written by a man whose passion was to understand and explain, but it could persuade; and in fact, it did persuade many, opening their eyes to the virtues of free exchange and the limits of the mercantile system”.

ZHANG WEIYING | Professor of Economics – Peking University, Beijing (China)

Adam Smith’s most important contribution to economic thought: Self-interested strangers in a large-scale society can cooperate, benefit one another, and be in harmony through a division-of-labor-based market system. Individuals can benefit only by serving others first in the marketSeeking of self-interests in the market is not immoral. For Adam Smith, the market is a spontaneously evolving order, not a designed order. China’s rapid economic development over the past four decades is a victory of Adam Smith’s idea of the market. China needs Adam Smith, not John M. Keynes”.

EMMANUEL MARTIN | Professor in Aix-Marseille University and ICES Vendée Catholic University (France)

“In my view, the first three ‘evolutionary’ chapters of The Wealth of Nations were crucial. The idea that because humans exchange, they can develop division of labor –which increases productivity and thus incomes–, which in turn depends on the size of the market”.

GERHARD HABERMANN | Professor in University of Potsdam, Potsdam (Germany)

“One should not overlook what the School of Salamanca had already achieved theoretically, but in practical terms Adam Smith was decisive. He, alongside other great Scots –such as David Hume and Adam Ferguson–, recognized the nature and the functioning of a spontaneous order”.

Figure No. 1. From left to right, the liberal professors Stefan Kooths (Germany), Alberto Mingardi (Italy), Zhang Weiying (China) and Emmanuel Martin (France).
Figure No. 2. From left to right, the liberal professors Jesús Huerta de Soto (Spain), Leszek Balcerowicz (Poland), Gia Jandieri (Georgia) and Eamonn Butler (UK).

JESÚS HUERTA DE SOTO | Professor of Political Economy, Rey Juan Carlos University, Madrid (Spain)

 “Adam Smith’s importance is overstated, and he cannot be considered the founder of economics, at all but Richard Cantillon and the Spanish Scholastics. Every one of his correct contributions was not his but co-opted from his predecessors. Those he did originate were wrong: his support of the navigation acts, his tax ideas and above all his long-term equilibrium analysis based on the cost of production (labor). Smith’s analysis is the foundation of Marxism (labor theory of value) and interventionism. With friends like Adam Smith, free marketers do not need any enemies (with Adam Smith it is enough!)”.

LESZEK BALCEROWICZ | Former Finance Minister of Poland – Founder member and President of Civil Development Forum, Warszawa (Poland)

It is easy to point out that some of Smith’s most important ideas had been put forward before him, and he also propagated certain bad ideas, mainly, the labor theory of value. But his inquiry into the nature and causes of The Wealth of Nations is a masterpiece because of its breadth of topics and clarity of explanation. Smith’s central idea that economic development requires economic freedom and, correspondingly, limited Government, has been proven right, especially, when violated. Adam Smith is additionally a precursor of institutional economics which has been very significant and, until recently, so much neglected in the world”.

SOOYOUN HWANG | Former Professor Public Choice and Austrian Economics – Kyungsung University, Busan (South Korea)

 “He is substantial in that he was (almost) the first to advance the systematic theory of human action in both economic and moral affairs. For South Koreans, I think that Adam Smith’s greatest contribution was ascribing the utmost importance to free commerce. Traditionally, in South Korea, since the Chosun dynasty, there has been a preference and class order of occupations: from Government employee, through agriculture to engineering, and lastly to commerce. Engineering and commerce were regarded as the basest occupations. Now, from the teachings of Adam Smith, we can learn that for us to prosper, top priority should be given to commerce and the order of priorities should be reversed. At present, in modern Korea, that idea is slowly changing. If Korean people learn more about Adam Smith, more people will realize this”.

GIA JANDIERI | Founder member and Vice-President of New Economic School, Tbilisi (Georgia)

“His major role was to explain and confirm that the world was governed by market rules. These rules were widespread, but nobody called them rules before him. I once checked and found tens of great Georgian proverbs that have pure economic sense; I assume they were invented before Adam Smith by people who had never even heard of economics”.

EAMONN BUTLER | Founder member and President of the Adam Smith Institute, London (UK)

Adam Smith supported free trade and free commerce for the same reason I do, namely that it is the best way of improving the quality of life of the working poor, or more properly, the best way to allow the working poor to better their own conditions. Bettering your actual conditions, he thought, is a natural human desire, but it is too often blocked by onerous taxes and regulations instituted by people in authority; all too often, those rules are deliberately proposed by ‘established businesspeople’ who want to keep out any competition and imposed by their friends and cronies in Government. Sweep that away, says Smith, and the system of natural liberty will bring prosperity to all”.

Rainer Zitelmann
Rainer Zitelmann

Fráncfort Alemania (1957). Comenzó su carrera en el Instituto Central de Investigación en Ciencias Sociales de la Freie Universität Berlin (Universidad Libre de Berlín), y luego se convierte en Director de varias secciones de uno de Los principales diarios de Alemania: Die Welt. En 2000 funda su propia empresa, la cual consolida como líder del mercado en el campo de la consultoría de comunicación para empresas inmobiliarias alemanas, con una cartera de clientes que incluían a Ernst & Young Real Estate, CBRE y Jamestown. Vende su empresa en 2016 y desde entonces se centra en la investigación académica y la escritura de libros. En total ha escrito y editado 27 libros sobre historia, política, finanzas, entre otros, siendo de los más destacados “The Wealth Elite: A groundbreaking study of the psychology of the super-rich” (LID Publishing, 2018), “The Power of Capitalism: A journey through recent history across five continents” (LID Publishing, 2019), y recientemente, “In Defense of Capitalism” (Republic Book Publishers, 2023). Sus libros sobre la psicología del éxito y la creación de riqueza se han traducido a una gran cantidad de idiomas y han disfrutado de un éxito notable en China, India y Corea del Sur. También, es colaborador habitual de numerosos medios de comunicación europeos de prestigio, incluidos Neue Zürcher Zeitung en Suiza, The Daily Telegraph en Reino Unido y Frankfurter Allgemeine Zeitung en Alemania.

Obtuvo su primer doctorado en Historia en 1986 con honores “suma cum laude“ por su disertación sobre la influencia del socialismo en el pensamiento de Adolf Hitler, y el segundo, esta vez en sociología, en 2016, con su tesis sobre la psicología de los multimillonarios. Hoy por hoy, Zitelmann es una de las voces más influyentes del liberalismo contemporáneo.

Artículos: 17

Actualizaciones del boletín

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín