LAS MENTIRAS DE BERNIE SANDERS | Parte 2

Bernie Sanders es una de las figuras más populares de la izquierda estadounidense. En 2016 estuvo a punto de conquistar la nominación como candidato presidencial del Partido Demócrata, pero fue derrotado por Hillary Clinton. En 2020 tuvo que retirarse de las primarias después de sufrir un ataque al corazón que despejó el camino para el ascenso de Joe Biden. En cualquier contexto, a sus 81 años, el Senador sigue siendo una figura muy popular, sobre todo entre los jóvenes. Al calor de esta aceptación, publicó en febrero de este año Es lógico estar enfadado con el capitalismo (It’s OK to Be Angry About Capitalism), un libro en el que resume sus propuestas de acción política.

NOTA:

La primera parte de esta entrega puedes leerla AQUÍ.

Una de las obsesiones de Sanders es acabar con los multimillonarios. En un capítulo de la obra afirma que “los multimillonarios no deberían existir” y sostiene que su eliminación “debería haber ocurrido hace mucho tiempo”. Además, añade que “la idea de rechazar esta forma de capitalismo y deshacernos de los multimillonarios puede sonar radical, pero no lo es”.

El caso es que a Sanders también le gusta citar como ejemplo a seguir a los países nórdicos y, especialmente, a Suecia. Pues bien, basta con leer sus referencias a dichas naciones para comprobar que, claramente, Sanders no sabe nada de su verdadera realidad. Y es que, por ejemplo, si la meta del Senador Demócrata es acabar con los multimillonarios, no tiene sentido que se fije en países donde el porcentaje de habitantes con una fortuna de más de mil millones de dólares es aún mayor que en los Estados Unidos.

Así, la Lista Forbes revela que Suecia tiene 3 personas con más de mil millones en activos por cada un millón de habitantes. En cambio, en el país norteamericano, el ratio es de 2 multimillonarios por cada un millón de personas. Esto significa que la presencia de multimillonarios es un 60 % mayor en Suecia que en los Estados Unidos. En Noruega ocurre algo parecido y sus cifras superan en un 20 % los datos observados en los Estados Unidos. Sanders habla sin conocimiento de causa.

Es muy interesante, de hecho, que el político Demócrata se fije en el caso sueco, porque es cierto que el reino escandinavo adoptó durante décadas un modelo de “socialismo democrático” que parecería ser compatible con sus ideales. Y digo que es interesante que Sanders haga estas alusiones porque, en realidad, aquel experimento se vino abajo a finales de la década de 1980. En efecto, Suecia se ha convertido en una economía muy abierta y, según el último Índice de Libertad Económica de The Heritage Foundation, ya es la décima economía más libre del mundo; en contraste, los Estados Unidos aparece en el puesto N.º 25 del mismo ranking.

Una de las medidas estrella que defiende Sanders es una subida significativa de los impuestos sobre las herencias. Pues bien, también aquí hay una gran diferencia entre sus ideas y la realidad política y económica de Suecia, puesto que el país escandinavo abolió el impuesto de sucesiones en 2004. De igual modo, mientras Sanders reivindica la implantación de un impuesto sobre el patrimonio, lo cierto es que en Suecia se eliminó esta tasa en el año 2007.

Según explica el analista sueco Anders Ydstedt, “en el año 2003, cuando se aplicaban estos impuestos, había solamente dos (2) personas en Suecia con una fortuna de más de mil millones de dólares. En cambio, en 2017, esta cifra se había multiplicado por diez y ya teníamos a una veintena de ciudadanos con este nivel de riqueza”. Este incremento ha sido cinco veces más rápido que el de los Estados Unidos. Es evidente, pues, que la izquierda estadounidense y sus homólogos de muchos países europeos hablan de Suecia sin conocimiento alguno de su realidad.

En la Lista Forbes hay 45 multimillonarios suecos sobre un total de 10,6 millones de habitantes. La población de los Estados Unidos asciende a 340 millones de personas. Por lo tanto, si el país tuviese una estructura económica similar a la sueca, el número de multimillonarios pasaría de 720 a 1.440. Y es que, si lo que Sanders quiere es un país en el que no haya personas acaudaladas, solo debería fijarse en las economías más pobres del planeta.

Desde el año 2000 hasta la actualidad, la tasa de pobreza extrema ha bajado en todo el mundo del 28 al 9 por ciento; durante ese mismo periodo en el que la miseria se redujo en dos tercios, la cifra de multimillonarios saltó de 470 a 2.700. Para desgracia de Sanders, el avance del capitalismo en la Tierra ha hecho que los ricos sean más ricos, pero que, por supuesto, los pobres sean menos pobres.

Rainer Zitelmann
Rainer Zitelmann

Fráncfort Alemania (1957). Comenzó su carrera en el Instituto Central de Investigación en Ciencias Sociales de la Freie Universität Berlin (Universidad Libre de Berlín), y luego se convierte en Director de varias secciones de uno de Los principales diarios de Alemania: Die Welt. En 2000 funda su propia empresa, la cual consolida como líder del mercado en el campo de la consultoría de comunicación para empresas inmobiliarias alemanas, con una cartera de clientes que incluían a Ernst & Young Real Estate, CBRE y Jamestown. Vende su empresa en 2016 y desde entonces se centra en la investigación académica y la escritura de libros. En total ha escrito y editado 27 libros sobre historia, política, finanzas, entre otros, siendo de los más destacados “The Wealth Elite: A groundbreaking study of the psychology of the super-rich” (LID Publishing, 2018), “The Power of Capitalism: A journey through recent history across five continents” (LID Publishing, 2019), y recientemente, “In Defense of Capitalism” (Republic Book Publishers, 2023). Sus libros sobre la psicología del éxito y la creación de riqueza se han traducido a una gran cantidad de idiomas y han disfrutado de un éxito notable en China, India y Corea del Sur. También, es colaborador habitual de numerosos medios de comunicación europeos de prestigio, incluidos Neue Zürcher Zeitung en Suiza, The Daily Telegraph en Reino Unido y Frankfurter Allgemeine Zeitung en Alemania.

Obtuvo su primer doctorado en Historia en 1986 con honores “suma cum laude“ por su disertación sobre la influencia del socialismo en el pensamiento de Adolf Hitler, y el segundo, esta vez en sociología, en 2016, con su tesis sobre la psicología de los multimillonarios. Hoy por hoy, Zitelmann es una de las voces más influyentes del liberalismo contemporáneo.

Artículos: 20

Actualizaciones del boletín

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín