ALEMANIA: atrapada en la viciosa espiral del intervencionismo

Stefan KoothsVicepresidente y Director de Investigación de Ciclos Comerciales y Crecimiento del renombrado Instituto de Kiel para la Economía Mundial (IfW Kiel), advirtió al Gobierno alemán sobre las consecuencias de sus propias políticas económicas. El destacado economista alemán lo censura por la burocracia innecesaria, la extralimitación del Estado, la intervención excesiva y los subsidios. “Los políticos se enredan cada vez más en nuevas regulaciones e intervenciones en la economía, que luego tienen que corregir con nuevas regulaciones e intervenciones, y así sucesivamente”, advierte, “es un círculo vicioso descendente”.

Como resultado de la sucesiva transformación de la industria energética alemana en una economía planificada, los precios de la electricidad han seguido aumentando; incluso antes del inicio de la guerra en Ucrania, estaban entre los más altos del mundo. La economía alemana está bajo presión con estas cargas, y cada vez más empresas se están trasladando o al menos considerando seriamente mudarse al extranjero. El gigante químico BASF anunció recientemente que implementaría recortes masivos de empleos en Alemania e invertiría miles de millones de sus recursos en China; la empresa atribuyó su decisión al horrendo costo de la electricidad en Alemania y a la extrema burocracia. Muchas otras empresas ya han anunciado que abandonarán Alemania en favor de los Estados Unidos o Asia.

Los políticos ven las consecuencias de su intervencionismo, pero planean responder con aún más de este. Los políticos alemanes piden ahora un límite de precios de la electricidad industrial fuertemente subsidiado para las grandes empresas. Esto significa que la intervención del Gobierno eleva los precios de la electricidad a niveles inasequibles, para luego –se supone– el contribuyente deba intervenir y subsidiar masivamente los costos de la electricidad para las grandes empresas. Aparentemente es solo una medida temporal, porque los precios de la electricidad, según el Gobierno, serán cada vez más baratos gracias a las energías renovables.

Esto es, por supuesto, una ilusión. El principio rector de la política energética alemana es: “Todo eléctrico, únicamente energías renovables”. No obstante, esta política pretende duplicar con creces la demanda de electricidad y lo hará en muy poco tiempo. Las capacidades de energía eólica y solar tendrían que cuadruplicarse dado que son muy volátiles: Alemania necesitaría enormes capacidades de almacenamiento y reserva. “Sin embargo, esto no es ni técnicamente viable ni asequible para un país como Alemania. Es simplemente una locura”, afirmó recientemente Wolfgang Reitzle, uno de los ejecutivos empresariales más reconocidos de mi país.

El “tope del precio de la electricidad industrial” no es el único ejemplo. Durante 20 años, los políticos en Alemania han hecho que la construcción sea cada vez más imposible imponiendo regulaciones ambientales sumamente estrictas y trámites burocráticos interminables. Los resultados de esta política no fueron claramente evidentes mientras las tasas de interés se mantuvieron en mínimos históricos. Ahora que las tasas de interés están regresando lentamente a la “normalidad”, se ha vuelto absurdo construir en estas condiciones. Las nuevas construcciones en Alemania andan estancadas.

Simultáneamente, las regulaciones gubernamentales se han endurecido una y otra vez. En primer lugar se introdujo el llamado freno del precio del alquiler, sin embargo, como esto no funcionó y los alquileres siguieron aumentando, el freno del precio del alquiler se amplió y apretó. Con cada vez menos viviendas nuevas construidas y millones de refugiados llegando a Alemania al mismo tiempo, los alquileres se están disparando de nuevo. ¿Y qué exigen ahora los políticos de izquierda en Alemania? Una congelación del alquiler.

Este es otro ejemplo típico de la viciosa espiral del intervencionismo: cuando los políticos ven que sus intervenciones en el mercado no están funcionando, concluyen que deben lanzar intervenciones todavía más drásticas. Dicho proceso fue descrito ya en 1949 por el sociólogo y economista alemán Alexander Rüstow:

El Estado comienza a intervenir, con la intención de limitarse a estas intervenciones puntuales. Sin embargo, estas intervenciones tienen consecuencias impredecibles, que a su vez requieren nuevas intervenciones más allá del alcance de las intervenciones originales del Gobierno. Este patrón se repite con cada nueva ronda de intervenciones, y así hasta el infinito. Y si el límite de la intervención del Estado no está definido en principio, de forma clara y razonable, desde ese mismo principio, los economistas privados de cualquier sector económico que hasta ahora haya quedado libre deben contar con la posibilidad de que tarde o temprano el Estado extienda su intervención. Intervenciones en su ámbito de manera impredecible: ya no hay base para una planificación a largo plazo y una buena gestión.

Rainer Zitelmann
Rainer Zitelmann

Fráncfort Alemania (1957). Comenzó su carrera en el Instituto Central de Investigación en Ciencias Sociales de la Freie Universität Berlin (Universidad Libre de Berlín), y luego se convierte en Director de varias secciones de uno de Los principales diarios de Alemania: Die Welt. En 2000 funda su propia empresa, la cual consolida como líder del mercado en el campo de la consultoría de comunicación para empresas inmobiliarias alemanas, con una cartera de clientes que incluían a Ernst & Young Real Estate, CBRE y Jamestown. Vende su empresa en 2016 y desde entonces se centra en la investigación académica y la escritura de libros. En total ha escrito y editado 27 libros sobre historia, política, finanzas, entre otros, siendo de los más destacados “The Wealth Elite: A groundbreaking study of the psychology of the super-rich” (LID Publishing, 2018), “The Power of Capitalism: A journey through recent history across five continents” (LID Publishing, 2019), y recientemente, “In Defense of Capitalism” (Republic Book Publishers, 2023). Sus libros sobre la psicología del éxito y la creación de riqueza se han traducido a una gran cantidad de idiomas y han disfrutado de un éxito notable en China, India y Corea del Sur. También, es colaborador habitual de numerosos medios de comunicación europeos de prestigio, incluidos Neue Zürcher Zeitung en Suiza, The Daily Telegraph en Reino Unido y Frankfurter Allgemeine Zeitung en Alemania.

Obtuvo su primer doctorado en Historia en 1986 con honores “suma cum laude“ por su disertación sobre la influencia del socialismo en el pensamiento de Adolf Hitler, y el segundo, esta vez en sociología, en 2016, con su tesis sobre la psicología de los multimillonarios. Hoy por hoy, Zitelmann es una de las voces más influyentes del liberalismo contemporáneo.

Artículos: 22

Actualizaciones del boletín

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín