SIN HIPOCRESÍAS Sra. ALCOCER

A Dios rogando y con el mazo dando, es el aforismo que define perfectamente la penosa nueva “campaña” de concientización sobre el matoneo en redes sociales que inició la Sra. Verónica Alcocer el pasado 26 de agosto.

Con la característica desvergüenza con la que se manejan la mayoría de los políticos del país, la Primera Dama de la nación sorprendió a los usuarios de X (o Twitter) –en primera instancia– con un video promocional de concientización llamado “Desármate en Redes” (Alcocer García, 2023).

LA FINALIDAD

Con gran diferencia a todo lo que rodea al petrismo y a sus aliados políticos, aquí en El Bastión procuramos en máxima no distorsionar la realidad, sino opinar basados en ella. Por ello, arranco señalando que la Sra. Alcocer ha sido clara en que su intención no va de escudarse y proteger la imagen política o estabilidad mental de su marido o familiares. No. Va de concientizar lo que sufren jóvenes y niños que son flagelados por el matoneo en redes y las otras formas de acoso que se dan en Internet.

En el contenido del micro-video, el cual citaré más adelante, se muestran unas cifras realmente escandalosas sobre la situación y, exclusivamente bajo ese prisma, lo pongo a su consideración para ser más activos en proteger a nuestros niños y jóvenes en las redes sociales:

Delitos como el sexting, las amenazas de muerte, y demás, se están acrecentando a niveles peligrosos que muestran una marcada agresividad hacia esta población. Esta realidad, aunque nos la visibilice alguien tan impresentable, nos debe motivar como sociedad para poner nuestro granito de arena y así ir acabando con esta terrible situación.

Empero, y ya cumplido el deber con la verdad…

EL MAL TUFILLO

La pestilencia causante del generalizado rechazo hacia la campaña, nace de la trinidad compuesta por el quién, el cómo y el cuándo.

Sobre el quién, aunque considero que sobra un poco profundizar, es menester señalar que las desventuras de Alcocer, como sus comentarios en los videos filtrados por Revista Semana o la entrevista donde se burla de la vestimenta de su antecesora, dejan muy mal parada a la Primera Dama para liderar una campaña de este tipo. Su desdén y las cosas que la orbitan no son buenos referentes.

Con el cómo profundizaré más. Venir a posar en un video como la nueva “adalid” de la protección de los jóvenes y niños del matoneo en redes, mientras su organización política se basa en jaurías de caza infectadas con rabia que no descansan hasta destruir la imagen de quien sea con tal de desviar la atención de sus continuos escándalos, es de las peores formas en que uno puede abordar la manera de masificar el mensaje de la campaña; los resultados lo demuestran. La conversación tomó el rumbo más esperado posible, y la propia existencia de este escrito es una evidencia más en el dossier que guarda el debate. Varios fueron los influencers que resaltaron la presunta hipocresía de todo el tema, sacando el expediente de las varias burlas que el petrismo, representado por la Primera Dama, le guste o no, hace a diario.

El cuándo es la cereza del pastel. Tal vez por el pago de un mal karma, o simplemente la despiadada mala suerte que viene acompañando a esta administración. Justo en el momento en que se publica el video de Alcocer, se vuelve tendencia otro donde un acérrimo, aciago, recalcitrante y cuanto adjetivo quepa para describir el fervor de estos seres, avala, promueve y festeja la expulsión arbitraria y violenta que hacen los estudiantes en contra de un “derechoso” en las instalaciones de una universidad pública –como no puede ser de otra forma–. El video en cuestión es el siguiente:

<Incrustar trino> https://twitter.com/AquinoTicias1/status/1694868040238674325

El contexto lo da el propio bullier, reconocido barra brava del petrismo, en unos tweets más abajo. Así pues, el descontento se maximizó y terminó sepultando, lamentablemente, lo que pudiera ser una campaña con, y lo digo muy apegado al principio de la buena fe, buenas intenciones acerca de un tema muy delicado.

RUMIANDO EL ASUNTO

La problemática del matoneo en redes, en función del debate político, es un tema serio que debe ser abordado desde todas las aristas posibles. Ya en escritos anteriores me he referido al mismo –por encima– señalando puntos de quiebre que han degenerado en la situación actual, como la campaña del NO, la del  en el plebiscito y la del actual Presidente con el caso Guanumen.

Si a la Primera Dama en verdad le interesara disminuir la violencia del matoneo en redes, en todos sus aspectos como ella afirma, lo primero a realizar es usar su influencia dentro de su estructura política, que es claro que no es poca, para que sus perros de caza le bajen al tono y empiecen a debatir como la democracia exige: con argumentos. Pero esto es solo una solicitud idílica que dejo de manifiesto más para señalar las costuras reales de la campaña, y que se debe ver como un intento desesperado ante el aluvión de críticas que la administración ha recibido desde el 7 de agosto del año pasado.

REFERENCIAS

Alcocer García, V. [@Veronicalcocerg]. (2023, 26 de agosto). En las redes sociales se ha normalizado el acoso virtual, el bullying y la utilización de expresiones de odio para [Tweet]. Twitter. https://twitter.com/Veronicalcocerg/status/1695428883581972575.

Alcocer García, V. [@Veronicalcocerg]. (2023, 28 de agosto). Pero vuelvo y repito: la campaña no es sobre mí, es sobre la situación tan preocupante y triste por la [Tweet]. Twitter. https://twitter.com/Veronicalcocerg/status/1696279713520443692.

AquinoTicias. [@AquinoTicias1]. (2023, 24 de agosto). ¡La Universidad de Antioquia no está para fanfarrones, la Plazoleta Barrientos y el estudiantado se respetan! [Tweet]. Twitter. https://twitter.com/AquinoTicias1/status/1694868040238674325.

Carlos Noriega
Carlos Noriega

Barranquillero. Administrador de empresas y maestrante de finanzas públicas. Director ejecutivo (CEO) y miembro fundador del medio digital liberal/libertario El Bastión y de la Corporación PrimaEvo.

Artículos: 78

Actualizaciones del boletín

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín