GRANDES LIBERTARIOS DE LATINOAMÉRICA: MANUEL FRANCISCO AYAU | Cápsula Uno: Introducción a una vida liberal

Cuando se menciona la palabra Latinoamérica, las personas instintivamente sólo miran hacia el sur del continente, esto debido a sus grandes y poderosos países, como Brasil, Argentina, Colombia, Chile… sin embargo, muy pocos apuntan hacia el norte y el centro de la región; a excepción de México, Cuba y posiblemente Panamá, no se tiene recordación de los otros siete países que comprenden el territorio central de América Latina. En uno de esos pequeños países de rara recordación: Guatemala, nació y desarrolló su vida, uno de los intelectuales libertarios más importantes del continente: Dr. Manuel Francisco Ayau Cordón, el cual nos dejó para la posteridad, una de las principales fuentes de conocimiento libertario, basada en la Escuela Austriaca de Economía: la Universidad Francisco Marroquín (UFM), de la que fue su fundador.

En honor a éste gran hombre, se realizará una serie de entregas llamadas Cápsulas, debido a que Don Manuel Ayau en su labor docente, así llamaba a sus clases en la UFM, y en cada una de ellas, desarrollaba una temática particular desde el punto de vista de la Escuela Austriaca de Economía, de la cual hacia parte integral.

Cada dos semanas se desarrollará un tema fundamentado en sus Cápsulas, donde se expondrá qué no es separable del derecho a la libertad y el derecho a la propiedad privada; además, se ilustrará cómo cualquier interferencia por parte del Estado, puede ser contraproducente en el desarrollo de una sociedad.

Para esta primera entrega, se hará una pequeña reseña del señor Manuel Francisco Ayau Cordón.

ORÍGENES

Nacido en la Ciudad de Guatemala el 27 de diciembre de 1925, el Dr. Manuel Ayau fue un intelectual, académico, empresario y político liberal guatemalteco, que dedicó su vida a la propagación de las ideas de la Escuela Austriaca de Economía, basado en sus estudios realizados a la obra de Ludwig von Mises, de quien se autodenominaba discípulo.

El padre de Manuel Ayau, quería que todos sus hijos estudiaran en los Estados Unidos, con el fin de que aprendieran de esa cultura y dominaran completamente el idioma; es así, que a pesar de la muerte de éste cuando Manuel sólo tenía cinco años, su madre cumplió su voluntad y lo envió a estudiar a la Escuela Católica de Belmont (California). Luego de finalizar sus estudios, se mudó a Canadá donde estudió ingeniería química e ingeniería civil sin graduarse de ninguna de ellas.

En una entrevista dada al periodista cubano Carlos Alberto Montaner, Ayau dice: “Estando en Canadá, yo leí algunos libros de Ayn Rand y ahí agarré un gran amor por la libertad, como una exigencia de mi derecho”. Regresó a Guatemala en el año 1945 a trabajar como dibujante estructural, para luego retornar a los Estados Unidos en el año 1948 y así estudiar ingeniería mecánica, de la cual se graduó en el año 1950.

El amor por su patria, hizo que el joven Manuel volviera a Guatemala y descubriera lo difícil que era encontrar empleo, lo que lo llevó a cuestionarse, ¿a qué se debía la pobreza de su país?, pero en su búsqueda insaciable de respuestas, no pudo encontrar ninguna satisfactoria en los economistas de la época.

CREANDO UN LEGADO

Para el año 1958, Ayau y un grupo de amigos, con los que compartía esas inquietudes, fundaron el Centro de Estudios Económicos Sociales (CEES), y uno de sus miembros, para el año 1959, llegó a la reunión con un documento escrito por el economista Ludwig von Mises sobre los mercados laborales, el cual trataba de la relación de la inflexibilidad laboral y el subdesarrollo que esto provocaba; allí por primera vez, Ayau encontró una respuesta que lo satisfizo. El 18 de noviembre de 1959, se fundó oficialmente el CEES, convirtiéndose en uno de los think tanks pioneros del liberalismo en América Latina, cuyo principal fin, fue difundir la filosofía liberal de la ilustración escocesa, cuyas pretensiones correspondían a un gobierno limitado y una economía de mercado; una doctrina diferente al modelo francés, que estaba en todos los países latinoamericanos, el cual no protege eficientemente a los individuos del poder absoluto del gobierno.

El CEES invitó a Guatemala a los grandes del liberalismo clásico de la época, como el padre del milagro económico alemán: Ludwig Erhard, el fundador de la Fundación para la Educación Económica (FEE): Leonard Read, al economista Henry Hazlitt y al mayor exponente de la escuela austríaca de economía: Ludwig von Mises. El centro tuvo un programa radial semanal y programas televisivos donde exponían las ideas del liberalismo.

La vida de don Manuel en defensa de la libertad, siempre estuvo en medio de conflictos y amenazas. Para los años 50’s, Guatemala tuvo una inestabilidad política, pendulando sus gobernantes entre pro-socialistas y dictadores militares; ambos bandos afines al intervencionismo económico a favor de la compañía United Fruit Company para conservar su monopolio. Se vivía en pleno la guerra fría y el marxismo se respiraba por todo el continente, Castro asumió el control en Cuba y los gobiernos débiles se refugiaron en las teorías del keynesianismo como fuente de desarrollo impuesta desde Washington D. C. Así fue que en la década de los 60’s, el CEES se dedicó a retar las teorías marxistas y keynesianas, las cuales criticó seriamente, señalando que eran las responsables de la inflación, los bajos salarios y el subdesarrollo del país. Por esa razón, los liberales fueron catalogados como “radicales”.

El CEES, también publicó en contra del monopolio de la educación estatal en las universidades, y gracias a ello y a los apoyos por parte de los políticos de la época, para el año 1961, se eliminó esa restricción y comenzaron las universidades privadas en Guatemala; pero ninguna de ellas abandonó el modelo económico del keynesianismo o el marxismo. Es allí, cuando los miembros del CEES deciden entre la creación de un diario o una universidad, Ayau, los convenció por la opción de la universidad, exponiendo la idea de la Sociedad Fabiana, donde la estrategia era difundir las ideas desde arriba, para que luego se dispersaran en la población general; según sus propias palabras, convenció a sus amigos diciéndoles: “cómo van a explicar los periodistas en un diario, algo que no entienden”.

LA UFM

El 15 de enero de 1972, abre sus puertas la Universidad Francisco Marroquín (UFM), bajo la misión de: “difundir los principios jurídicos, económicos y éticos de una sociedad de personas libres y responsables”, de la cual Manuel Ayau, fue su rector hasta el año 1988 y luego sería rector emérito hasta su muerte. Por invitación directa de la UFM, han pasado grandes conferencistas como: Friedrich Hayek, Milton Friedman, James M. Buchanan, Vernon Smith, Muhammad Yunus, Mario Vargas Llosa, John Stossel, Carlos Alberto Montaner, Henry Hazlitt, Israel Kirzner, Jesús Huerta de Soto y Armen Alchian. El Premio Nobel de Economía Milton Friedman, describió a la UFM como una de las universidades más influyentes de América Latina y destacó su rol en la promoción de la economía de libre mercado.

La vida dedicada a la búsqueda de la libertad de Manuel Ayau, trascendió fronteras. Es así como la columnista Mary Anastasia O’Grady, del diario The Wall Street Journal, lo describió como “el abanderado de la libertad más influyente de América Latina en la segunda mitad del siglo XX”. Amigo personal de Friedrich August von Hayek, lo nombra Presidente de la Mont Pelerin Society para el período 1978-1980.

Fue galardonado con los más altos honores por entidades libertarias como la Foundation for Economic Education (FEE), Liberty Fund, The Association of Private Enterprise Education (APEE), Instituto Juan de Mariana, Atlas Network (antes conocida como Atlas Economic Research Foundation), entre otras. Además, tuvo contacto directo con líderes como Margaret Thatcher (Primer Ministro del Reino Unido) y Ronald Reagan (cuadragésimo Presidente de los Estados Unidos), el cual lo resaltó como “una de las pocas personas en las altas esferas políticas que entienden lo que sucede en América Latina”.


Espero que, durante el desarrollo de la serie, le haga justicia a su gran legado, el cual continúa después de su muerte el 4 de agosto de 2010.

Carlos Andres Echavarria Blandon

2 comentarios en “GRANDES LIBERTARIOS DE LATINOAMÉRICA: MANUEL FRANCISCO AYAU | Cápsula Uno: Introducción a una vida liberal”

Deja una respuesta