PREMIO AL PEOR POLÍTICO DEL AÑO 2021 EN COLOMBIA | EDICIÓN EL BASTIÓN

Desde la pandemia de 2020, Colombia y el mundo han vivido situaciones muy críticas, pero uno de los más grandes males que ha tenido esta tierra han sido sus pésimos gobernantes. El año 2021 no se ha escapado de esta plaga, tanto o peor que las de Egipto en la Biblia, y por segunda vez, el medio digital El Bastión junto con su equipo editorial presentan el premio al peor político del año en Colombia, seleccionado de un conjunto de candidatos dignos de este galardón.

Ellos son…

LOS NOMINADOS AL ANTI-RÉCORD

Gustavo Petro

Nada más ni nada menos que el sempiterno senador y precandidato presidencial del “Pacto Histórico”. El “economista” que durante todo 2021 propuso imprimir dinero para solventar los problemas económicos siendo esta la causa de las mayores crisis en la historia (fuente AQUÍ), además de otras políticas heterodoxas y de carácter estatistas y socialistas pronunciados en su cuenta de Twitter: su arma preferida de política comunicacional. El más ferviente anti-uribista y socialista que está siempre dentro del vox populi. Uno de los reyes de la infamia.

Gustavo Bolívar

Otro de los reyes de la infamia. El impresentable “periodista”, “guionista y escritor”, “empresario” y senador de la República: Gustavo Bolívar. El mayor incitador y dirigente del paro nacional acontecido en Colombia desde el 28 de abril de 2021 (enlace AQUÍ), el cual, nos paralizó durante casi dos meses y destruyó la propiedad privada de manera sistemática en las principales ciudades del país, especialmente en Cali (de la que hablaremos más adelante); incluso, se denunció que el senador financiaba a grupos de la llamada “Primera Línea” para sus acciones. Un personaje nefasto e irresponsable a la luz de cualquier ética.

Iván Duque

El actual mandatario nacional, el Presidente Iván Duque, quien ha tenido mas bajos que altos, comenzando por un aumento de la deuda nacional del 47% al 66% del PIB. En cuanto al presupuesto nacional, sus gastos de operación y funcionamiento se devoran más del 60% y el servicio de la deuda se lleva la cuarta parte, por lo que solo queda para inversión social e infraestructura a lo sumo un 18%, añadiéndole la caída del PIB de 6% aproximadamente a principios del año. No obstante, ha contado con algunos logros al final de 2021, tanto a nivel social como sanitario en el ataque contra el COVID-19. Un ser gris de la política colombiana.

Jorge Iván Ospina

El actual alcalde de la ciudad de Cali, que desde su primera gestión hace unos años atrás con las “mega-obras”, provocó un escandalo sin igual en el Valle del Cauca. Ahora, su administración se ha visto profundamente manchada por la corrupción de la Feria de Cali y el Alumbrado de 2020. Pero el caso mas trágico fue la destrucción de la ciudad que gobierna a causa de las acciones vandálicas que se iniciaron con el paro del 28 de abril, donde se derribaron decenas de semáforos y cámaras de vigilancia, además de más de la mitad de la flota del transporte MIO, trayendo consigo graves consecuencias económicas y sociales. Todo se ha debido a su acción ineficiente y, podría inferir, cómplice de una falta de gestión de seguridad y resguardo de la propiedad pública y privada del municipio. Realmente, un ser deleznable.

EL GANADOR DEL GALARDÓN ES…

Jorge Iván Ospina: después de varias deliberaciones en la junta directiva del medio digital El Bastión, unidas a consultas hechas a nuestros lectores, se ha escogido de manera definitiva al alcalde de Cali, mejor conocido como “El Matasanos de Cali”, particularmente, por las siguientes razones:

1) Corrupción rampante en la Feria de Cali 2020

Para todo el mundo es conocido que el año 2020, el primero de Ospina en su segundo mandato, fue bastante difícil, principalmente por la pandemia del COVID-19, la cual produjo estragos en todo el mundo condenando a la población a un cautiverio preventivo –justificado o no, en este momento no importa mucho–. En su lugar, el alcalde daría una noticia revolucionaria ¡La Feria de Cali de 2020 sería virtual!

Por primera vez el presupuesto de la “Feria Virtual de Cali” alcanzaría una cifra astronómica: 11 mil millones de pesos, en donde las orquestas invitadas serían proyectadas en video y gran parte de ese presupuesto fue en la contratación de las mismas ¡los videos de salsa más caros de la historia!

Para profundizar más sobre todo lo que tuvo que ver con este desastroso evento, les recomendamos la lectura de este artículo.

2) Desfalco increíble del alumbrado 2020

Para completar la torta de ese diciembre de 2020, se invirtieron 10 mil millones de pesos para el alumbrado móvil de Navidad para la ciudad de Cali. De acuerdo con declaraciones de Juan Diego Flórez, gerente de EMCALI (empresa pública de servicios hidráulicos y de energía de la ciudad): “Vamos a adelantar el alumbrado en nuestra ciudad, dentro de las tareas se tiene previsto la iluminación del Túnel Mundialista y un alumbrado móvil por comunas y propuestas de mapping para algunos edificios; lo que se busca es llevar la alegría del alumbrado a los barrios para que la gente no tenga que desplazarse y así evitar aglomeraciones en lugares específicos por la COVID-19”. Hilarante.

3) Inacción cómplice durante la destrucción de Cali en el Paro Nacional de 2021

Cínicamente o no, el mismo mandatario reconoció que por al menos seis días, la ciudad se le salió de las manos. “Entre el 28 de abril y el 3 de mayo, perdimos la gestión y la integridad de tratar adecuadamente la ciudad, sería terrible no aceptarlo. Como no aceptar que me quemaron 40 estaciones de gasolina, 48 estaciones del servicio masivo, incendios en la Alcaldía, la Gobernación y en las entidades”, afirmó en una entrevista para RCN Radio.

Y es que, según varios analistas y líderes políticos, Ospina se vio ausente en el momento en el que la ciudad más necesitó de su liderazgo y capacidad de gobierno. Sin duda, esta ha sido la peor crisis política, social, económica y de orden público que ha golpeado a Cali en décadas.

Según Luciana Carla Manfredi, profesora de Ciencia Política de la Universidad ICESI: “el desempeño del mandatario en el manejo de la crisis ha sido «muy regular»”. Con ello estuvo de acuerdo María Alejandra Arboleda, profesora y consultora en comunicación política, quien indicó que la crisis de gobernabilidad y confianza del alcalde se evidencia en las más recientes encuestas de percepción, hechas por varias firmas, donde Ospina ha tenido drásticas caídas en su favorabilidad.

Lo que se evidencia es que la ciudadanía no siente que Ospina esté atendiendo sus necesidades y que, adicionalmente, hay una ausencia por su falta de liderazgo. La situación requiere que se asuma la crisis y se planteen posibles soluciones en momentos críticos y mostrar un plan de acción. En los últimos días lo hemos visto con los cambios del gabinete, mostrando algunos planes para recuperar la ciudad, pero el ‘timing’ (oportunidad) no ha sido el más adecuado, y yo creo que eso le ha afectado muchísimo en términos de gobernabilidad y confianza ciudadana”, manifestó la experta.

Pero, ¿por qué la desconfianza hacia Ospina? Según el concejal Fernando Tamayo, la falta de credibilidad en él surge por el malestar y la indignación que causó en la ciudadanía la decisión de hacer la Feria de Cali Virtual y el Alumbrado móvil de navidad en diciembre de 2020, en medio de un año de pandemia con profundas dificultades económicas para toda la sociedad. Esto, habría sido un agravante que explicaría el estallido social puntual que ocurrió en la ciudad.

En medio de la pandemia, el Alcalde de Cali pierde su poder simbólico. Eso es algo que marcan las encuestas. Y cuando nos estalla esto del paro nacional en la cara, pues ya Ospina tiene la ciudad totalmente polarizada. Ahí empieza el problema, porque cuando hay una crisis, lo que se debe tener es la capacidad de consenso para armonizar los diferentes sectores. Pero cuando arrancó la crisis ya había un problema de legitimidad que se agudizó”, añadió Tamayo (fuente AQUÍ).

Finalmente, en términos cuantitativos y siguiendo los informes de gestión de la propia Alcaldía, podemos ver que el titular de Cartera de Movilidad, William Vallejo, contó que de las 482 intersecciones que echa mano la ciudad, hoy se encuentran operando 429; esto después de que 86 redes de semaforización fueron vandalizadas durante las protestas. Hasta la fecha, 33 de ellas se han recuperado y 53 aún están pendientes. Para esto, el valor estimado en la reparación de la red semafórica es de aproximadamente COP$ 3.000 millones. “(…) incluye el componente de mobiliario, postes, semáforos, los ductos que se requieren para la electrificación, el cableado, los componentes electrónicos y la reposición de los controladores de intersección semafórica. Cada uno puede oscilar en COP$ 60 millones”, precisó el funcionario.

CONSIDERACIONES FINALES

Los anteriores hechos descritos y muchos otros que sobrepasan la presente columna, nos demuestran que el infame alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, ha sido cooperante de la destrucción de una de las ciudades mas pujantes, en tiempos pasados, del país. Siendo así, más que merecido, el galardón al PEOR POLÍTICO DEL AÑO 2021 EN COLOMBIA.

NOTA:

Agradecemos la redacción de este escrito a nuestro columnista permanente y miembro fundador Otman Domínguez.

elbastioncya
elbastioncya
Artículos: 55

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín