El silencio aplastante que la prensa oficialista apremia en conseguir, evita tener las pausas comunes en una investigación cualquiera. Ese afán ocasiona que una investigación pase a ser un burdo perfilamiento. El hostigamiento al que se sometieron grupos civiles y opinadores de varios sectores políticos busca silenciar a la voz disidente y promocionar un libro de propaganda en el ocaso de un periodismo decadente.

Respecto a una de sus publicaciones, le respondo a ColombiaCheck: no tengo 24 años, no hago parte del Movimiento Libertario, ningún miembro de Colibre está vinculado laboralmente a los individuos Christian Daes o Alejandro Char, y ningún miembro es contratista o candidato político. Reducir la disidencia al relacionamiento con figuras políticas o económicas es un intento pobre de desacreditación.

Una publicación en un medio oficial con información inexacta y equivocada es el resultado de nuestra labor en reconocer el valor de las editoriales en la publicación y el acceso al conocimiento. La maquinaria periodística censuró con olas de noticias y opiniones sesgadas a las editoriales.

Sin embargo, con relación a dicho perfilamiento, me pregunto: ¿por qué se dio el perfilamiento hacia mi persona?, ¿por qué publican información privada e inexacta? Expondré las razones del hostigamiento hacia mí.

El día que la periodista de La Silla Vacía lanza y coordina el escándalo, se comunica conmigo alguien cercano al Sr. Carlos Lugo, CEO de Penguin Random House Colombia (PRH), y me afirma que, presuntamente del Sr. Lugo habría recibido el proyecto La Costa Nostra, el cual, habría sido rechazado por las mismas razones expuestas por Editorial Planeta (información suministrada por Julio Sánchez Cristo). El libro habría sido revisado por la misma abogada de la periodista y en su mismo concepto jurídico, el libro tendría un fuerte riesgo de litigio.

A los días pido, de manera formal por medio de un derecho de petición, por tratarse de información vital para el conocimiento público, que se me suministre un pronunciamiento oficial. El 10 de julio de 2023, la fuente de la editorial PRH se comunica conmigo afirmando que no responderán este derecho de petición, porque el Sr. Juan David Correa Ulloa iba a renunciar a Editorial Planeta para pasar a ser Ministro de Cultura o a tener un cargo directivo en el Centro de Fomento de la Lectura y que el riesgo de ser perseguidos por el Estado es alto. Una degradante puerta giratoria entre el Gobierno Nacional y la maquinaria mediática.

Alguien de alto rango del Gobierno Nacional se habría comunicado con la casa editorial PRH para evitar que la información fuese pública. Efectivamente, publiqué el 11 de julio del presente año, en una respuesta a la periodista, que el Sr. Correa Ulloa sería Ministro de Cultura, información que fue verificada por el Presidente de la República el 2 de julio.

Los periodistas mercenarios que se atrincheran en una suerte de gremios buscan censurar cualquier crítica. Yo no hago parte del Estado, no tengo un amigo Ministro, y no represento un peligro para la periodista o para la publicación del libro, caso contrario del inmenso poder de la maquinaria periodística con cuota en el Gobierno Nacional.

NOTA:

SOBRE LA OBRA EN LA IMAGEN DESTACADA: Repin, I. (1880-1891). Zaporozhye Cossacks. (Cosacos zapórogos escribiendo una carta al Sultán Mehmet IV de Turquía) [Óleo sobre lienzo]. Museo Estatal Ruso (The State Russian Museum), San Petersburgo Rusia. https://en.rusmuseum.ru/collections/painting-of-the-second-half-of-the-xix-century-beginning-of-xxi-century/artworks/zaporozhye-cossacks/#rmPhoto/0/.

Carlos Manjarrés
Carlos Manjarrés

Abogado de la Universidad Libre Seccional Barranquilla. Director de Divulgación de COLIBRE.

Artículos: 13

Actualizaciones del boletín

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín