EL DELIRIO DE LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL EN COLOMBIA – Parte 2

Los políticos forzando a Colombia a escoger entre: empeñar su futuro, socializar igualitariamente la pobreza o aniquilar la inversión nacional.

Nota:

Esta es la segunda parte de un especial dedicado a la propuesta de la Renta Básica de Emergencia que apoyan 54 senadores. Para poder entender todo, por favor mira AQUÍ la primera parte ¡Muchas Gracias!

Empeñando su futuro

De las pocas cosas que les encanta a los políticos en Colombia, es suscribir créditos. Piénselo, es como si a usted le van a prestar plata, la puede usar como quiera; y a la hora de pagar, le van a pasar la cuenta de cobro a otras personas. Ahora, la gran diferencia entre este escenario explicativo y la realidad, es que cuando el gobierno pide prestado, no es por miles ni millones de pesos, si no por billones de pesos. Para el caso en concreto, estamos hablando de 20 billones como lo dice la propuesta.

Un país sobregirado

Dado a las magnitudes de los créditos, Colombia, como país, hoy posee una deuda externa astronómica. El banco central, cuyo gerente es Juan José Echavarría, comunicó en su reporte que, del total de la deuda, las obligaciones públicas significaron 26,8% del PIB, por un monto de US$75.363 millones (ver fuente AQUÍ.) Esta cifra, solo obedece a la deuda que Colombia, a través de su gobierno, suscribe para financiar el “gasto público”.

Haciendo la conversión, con una tasa de $3.742 pesos, para el 17 de junio del presente año da: $282.008.346.000.000 en otras palabras $282 billones de pesos. Si lo dividiéramos por la totalidad de colombianos que son, según el DANE, 48.258.494 esto daría así:

$282.008.346.000.000/ 48.258.494 = $5.843.703

Cada colombiano debería poco más de $6 millones de pesos

Piénselo un momento, cada persona que usted conoce, sin importar su situación socio-económica o edad debe esa cantidad de dinero que, seguramente, jamás vera retribuido de manera justa. Aquí me permito recordar de la primera parte, que el Presupuesto General de la Nación incluye gastos como salarios onerosos de senadores y ministros, camionetas blindadas y demás lujos que la casta política posee.

Retomando. En este sentido, haciendo los mismos cálculos mostrados anteriormente, pero sumando los nuevos 20 billones,v la deuda queda en: $302.008.346.000.000 y el valor per capita de la deuda seria de $6.258.138

Factores excluidos

Como en todo artículo, la extensión me limita mucho y en aras de dar una respuesta integral, he dejado temas que son influyentes con la deuda. Pero para los más curiosos o exigentes, tengo claro que con el tema de la deuda se deben tener en cuenta:

  • Entidad prestataria (ya que existen entidades que pueden prestar sin interés o condonar parte de la misma)
  • Amortización (lo cual es imposible analizar, si todavía no se sabe si quiera quien será el prestatario)

Pero repensando en ello, estos factores no quitan los hechos que importan, que son:

  1. Aumentará la deuda en un momento donde la económica nacional enfrentará un escenario de recesión (incluso posible depresión) lo cual genera el segundo hecho;
  2. Significará mayor presión fiscal debido a que si o si, es necesario aumentar un impuesto o crear otro. Esto es porque el gobierno NO tiene disposición de reducir el gasto público en otras áreas.
  3. Los créditos del gobierno, en palabras castizas, son castigo para las generaciones futuras. Esto significa que se puede comprometer la salida a la depresión o recesión y extenderla más en el tiempo.

A lo que dejo como pregunta:

¿De verdad sería prudente aumentar la deuda pública para una Renta Básica de Emergencia de solo 3 meses? O ¿Existen otras maneras?

De estas otras maneras, hablaremos en la tercera entrega. Por ahora sigamos.

Aniquilando la inversión en general

El estado como organización, no es capaz de producir medio centavo por sí mismo, este siempre y en todo momento, de manera directa o indirecta, necesita de un mercado libre del cual extraer los recursos financieros necesarios para su función, objetivo y fines. Esto significa que es a través de impuestos, tasa y contribuciones el Estado, vive.

Con ello, el gobierno, entre otras cosas, paga la cuantiosa deuda externa pública que posee actualmente Colombia. Así que en palabras castizas, se hará necesario crear un nuevo impuesto o aumentar alguno, como señalaba anteriormente, para aumentar el recaudo y así poder quedar bien con las cuotas del nuevo crédito.

Por otro lado parte de la propuesta abre la posibilidad para aumentar el impuesto al Patrimonio: “Sugieren adicionalmente un impuesto al patrimonio para las personas naturales de mayor riqueza, subirlo del 1% al 10% (la escala variará según el patrimonio) para los capitales y los patrimonios de mayor riqueza por encima de $5.000 millones. La escala variará según el patrimonio.”

Buenos populistas

Concentran el discurso en poner impuestos a los más “ricos” para subsidiar a los más “pobres”. Lo que no dicen es que es que: “Se calcula que por cuenta de este nuevo impuesto se recaudarán como mínimo alrededor de 900.000 millones de pesos.” (Fuente AQUÍ)

Teniendo esta proyección presente y contando que, con los aumentos porcentuales propuestos, se aumente la recaudación en un 50%. Hablaríamos de un total de 1.35 billones de pesos recaudados en el primer año. Pregunta ¿De dónde saldrán los $18.6 billones que faltan? (Tengan presente el nivel de crisis de la deuda externa.) Además, el impuesto al patrimonio, como siempre se ha dicho, es el impuesto injusto para las personas decentes.

Si piensan, ilusamente, que el señor Sarmiento Angulo y compañía, se quedaran inmóviles ante tal subida de impuestos; realmente son unos ingenuos o simplemente unos mentirosos. Antes de aprobar cualquier subida de impuesto, harán las “ventas” patrimoniales necesarias para llegar por debajo de los requisitos necesarios para ser sujetos del gravamen. Con ello la medida quedara desfinanciada previa aprobación.

Pero no sin antes; dejar a peor las finanzas.

Esos colombianos honestos, que ya tenían una proyección del pago de ese impuesto, y son juiciosos con los mismos. Seguramente por la situación precaria de la economía, se verán forzados a realmente vender parte de su patrimonio por el aumento con lo cual, el gobierno, dejara de recibir ese impuesto iba a recibir sin el aumento. Por otro lado, olvidemos de tajo, cualquier inversión nacional o extrajera superior a esos montos y creo que eso ni es necesario explicar.

Así que, como decimos en la costa; el gobierno se queda, sin el pan y sin el queso. Pero eso sí, los promotores saldrán diciendo que eso era un escenario “imprevisto” y que como último recurso toco escoger el peor de los males. (Si quiere más información sobre por qué este impuesto es malo ver AQUÍ.)

SOCIALIZAR IGUALITARIAMENTE LA POBREZA

Siendo honestos, esta propuesta de financiación no existe de manera literal en el documento. Sin embargo, dada la línea ideológica de los senadores que la firman; es más que obvio que acudirán a la impresión inorgánica de dinero para financiar la medida. La emisión de dinero sin soporte, es un mal que ha perseguido a Latinoamérica desde hace décadas, es un fenómeno ampliamente conocido y sus repercusiones son muy crueles.

Todos conocemos el desastre hiper-inflacionario que vive hoy Venezuela, y la locura monetaria que es Argentina. Pero, para aquellos que no sepan a profundidad sus consecuencias. La impresión inorgánica de dinero; no es más que la devaluación sistemática, y criminal, del PODER ADQUISITIVO DE LA MONEDA.

Un breve ejemplo es; si usted es de los que se preocupa por que el dólar lleva X tiempo en la línea de los 4 mil pesos, no se imagina a qué precio llegara con esta medida. Su tendencia sera al alza, a la vez sus ahorros se esfumarán y el costo de vida aumentara de forma homogénea; en todos los estratos sociales. Pero pegando mucho más fuerte a los pobres.

BONUS

No es casualidad que yo haga recaer el costo total en cada una de las formas de financiación, y es momento de decir ¿Por qué? Si son atentos, en la primera parte hablé de la rigidez del Presupuesto General de Nación y omití algunos de los fondos externos que tiene el país. La razón; esa plata ya encontró rumbo.

El gobierno nacional en el decreto 444 creo el FOME, y en él, metió plata del FAE, FONPET, del P.G.N. y demás. Así que, en realidad, solo quedan dos opciones dadas para financiar la propuesta: 1)aumentar el impuesto; que claramente no da la cifra necesaria y 2) el préstamo. No incluyo la impresión de dinero porque no esta explicitamente dentro de la propuesta.

Entonces, tomemos nuevamente la vía de deuda. Para ello le tengo 3 malas noticias que no mencioné al principio:

  • FMI aprueba renovar línea de crédito a Colombia por US$10.800 millones (Noticia AQUÍ)
  • Colombia recibirá créditos por US$2.400 millones por coronavirus (Noticia AQUÍ)
  • Colombia ya sobrepasó el endeudamiento externo previsto para todo 2020 (Noticia AQUÍ)

De esta última noticia le resalto: “En el Plan Financiero de 2020 el Gobierno proyectaba ingresos por parte de endeudamiento externo de US$1.378 millones, lo que significa que, a la fecha, el endeudamiento externo supera en 178% a lo estimado por el Estado.” Por si lo notó, esto no incluye el crédito del FMI.

Entonces, haciendo la suma de las cifras de las dos primeras noticias, eso significa que ya Colombia suscribió para el 2020 $13.000 millones de dólares en deuda. Que, con la misma tasa de dólar usada antes, da: $49.3 billones de pesos. Esto sin contar la deuda interna que se hizo con los TES para financiar el FOME. No era broma lo de “Un país sobregirado”.

CONCLUSIÓN

La propuesta de los 54 senadores, no es más que un exabrupto populista, que busca engañar a las personas para ellos quedar bien y demostrar “que están haciendo algo”. Pero dada su supuesta preocupación, yo si les extiendo una propuesta para todos los senadores. El gasto del senado es alrededor de $1 billón de pesos anuales (si incluimos gastos externos). Los invito a que le permitan al Ejecutivo, destinar los recursos del resto de su legislatura, que son 3 billones aproximadamente, para financiar hasta donde alcance la medida.

Así, evitamos lo más obvio, que será lidiar en un escenario de crisis, con nuevo impuesto para la poca clase media o el aumento del IVA. Sin olvidar el escenario de una moneda devaluada; que ni para hacer bulto servirá. ¡Es hora de que se sacrifiquen ustedes!

Nota: 2

La imagen destacada de hoy, es una obra del artista: WILLIAM OSPINA OSORIO.

Artista y creativo Pereirano, con amplia trayectoria en el campo de la
ilustración, el diseño y el humor. Caricaturista e ilustrador, bajo el
seudónimo de “Chirry” del Periódico humorístico The Paisa Times
en la ciudad de New York.

Puedes seguirlo en sus redes:

Recuerda que si te gusto el contenido nos ayudaría mucho si lo compartes. Ademas te puedes suscribir:

Puedes por ultimo también apoyarnos para seguir produciendo este tipo de contenido dando clic AQUÍ.

Imagen por defecto
Carlos Noriega

Administrador de empresas con ocho años de experiencia en formulación y ejecución de proyectos productivos de capital privado, público y mixto

Artículos: 61

Newsletter Updates

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín